MADROS > matrimonio  > Sentimientos de un día (Tu Boda)
Sentimientos

Sentimientos de un día (Tu Boda)

Uno los días más especiales, es el de tu boda. Un día que mezcla muchos sentimientos: emoción, alegría y expectativa. Por lo tanto esto hará que te puedas sentir confundida…

No hay nada que temer, son sentimientos normales. Disfrútalo al máximo, sera un día maravilloso.
Es el broche de oro para tu historia de amor, en el que le prometes amor eterno a tu pareja y empiezas a disfrutar de una nueva con él.

Esta nueva vida es lo que tú deseas, aunque también pueden surgir sentimientos de nostalgia o tristeza al pensar en dejar el hogar familiar, si no lo has hecho ya antes.

Si en tu caso con la boda abandonas el hogar familiar, los sentimientos de tristeza se mezclarán con los de alegría por la nueva vida. Sentirás que dejas atrás esa etapa de protección en casa, con tus padres y hermanos. A partir de tu boda, la vida cambia y comienzas una nueva etapa en la que ya no están tus padres esperando en casa, sino con tu amor.

Comienza nuestra propia historia y crear nuestra propia familia. El día de tu boda es el punto de partida para esa nueva vida.

Comenzarás a disfrutar de tu día, así como a vivir sentimientos, en el mismo momento en que comiences a vestirte de novia. Es el momento en el que te pones por fin el vestido, y te das cuenta que se es una realidad la que ha llegado.

Hay ciertos momentos característicos en los que sentirás esos nervios por lo mucho que significan para ti:

  • Salir de la casa familiar para ir a la Iglesia.
  • Llegar a la Iglesia y bajar del coche nupcial.
  • Entrar en la Iglesia y recorrer el camino hacia el altar.
  • Ver a tu futuro esposo esperándote, cuantos recuerdos .
  • El mágico momento del “Sí quiero».
  • La salida de la Iglesia, saber que ya están casados. esa sonrisa nunca se acabará.

El momento cumbre será la llegada a la Iglesia y recorrer el camino al altar, donde estará esperando tu futuro esposo.

Este encuentro es muy especial. La última vez que se vieron eran todavía novios y ahora están a un paso de ser “marido y mujer”. En las buenas y en las malas.

Bellos momentos como la felicitación de tus mejores amigas/os, familiares allegados o el recibimiento de tus invitados al salir de la Iglesia son momentos que despertarán tus sentimientos más emotivos.

¿Y si brotan lágrimas de felicidad? Pues déjalas que salgan, no hay nada más hermoso que ver cómo disfrutan los novios en su día.

Como habrás imaginado, el día de tu boda es un día tan especial que llegará cargado de emociones y sentimientos muy diferentes.

Te recomendamos que disfrutes el día con tranquilidad, intentando que los nervios no se apoderen de vosotros. Y recuerda preservar todos esos bellos momentos con nosotros.

Madros

No Comments

Leave a reply